Cómo climatizar el hogar en forma racional

Trane de Argentina desarrolló una serie de consejos a tener en cuenta a la hora de climatizar el hogar, para utilizar sus equipos de refrigeración/calefacción en forma racional y reducir el consumo de energía eléctrica.

Al adquirir un equipo de aire acondicionado, es necesario conocer las medidas del ambiente a acondicionar, su orientación, la incidencia del sol, cantidad de personas que comparten dicho ambiente y artefactos eléctricos que se encuentran en él. Con estos datos, el especialista podrá indicar cuál es la mejor alternativa para adquirir. Los especialistas conocen  la potencia ideal del equipo que debemos instalar, encontrarán la mejor ubicación (bien ventilada y en lo posible que no le dé el sol para minimizar el consumo en verano) y lo instalarán con personal debidamente matriculado.

Al momento de decidir la compra, es recomendable elegir equipos de bajo consumo. La etiqueta energética que dice clase A indica que consumen menos energía que las clases B o C.

 

Tips para logar ambientes bien climatizados con equipos Splits:

  • Prestar atención al termostato.
  1. En verano, es conveniente fijarlo a no menos de 25°C (modo Frío). Por cada grado que se baje el termostato, el consumo aumenta casi un 10%.
  2. En invierno, colocarlo entre 20 y 22°C durante el día y entre 16 y 18°C durante la noche (modo Calor). Por cada grado que se suba el termostato, el consumo aumenta un 8%.
  • Programar el termostato. Si no se permanece en casa durante el día y el horario de llegada es, por ejemplo, a las 18:00, programar el equipo para que se encienda a las 17:00, así se atemperan las superficies frías/cálidas.
  • Utilizar la función “Sleep” (dormir). La misma baja la temperatura a mantener por el equipo a medida que transcurre la noche. Esta función se utiliza sobre todo en verano, para evitar colocar el termostato a muy baja temperatura al acostarse. Mientras descansa, el cuerpo debe perder el calor que produce durante el día en plena actividad, hasta llegar al “metabolismo basal” (temperatura mínima durante el descanso). Esta particularidad hace que la temperatura del ambiente pueda aumentar con el transcurso de la noche sin perder confort y sin necesidad del uso de colchas o frazadas.
  • Se recomienda utilizar la función “Power”, que aumenta la velocidad del ventilador para obtener un enfriamiento o calefacción más rápido pero que automáticamente se desconecta transcurrido un lapso de tiempo. Gracias a esta función, no hay necesidad de colocar el termostato al máximo (ya sea para refrigerar o calefaccionar) y evitar, de este modo, el desperdicio de energía que podría producirse en caso de olvidar bajarlo a una temperatura normal.
  • Es importante mantener las puertas y ventanas cerradas para que el aire caliente o frío no se desperdicie en pasillos o habitaciones que no se utilizan.
  • El mantenimiento de los equipos aumenta su vida útil y también favorece el ahorro de energía. Se aconseja la correcta limpieza de los filtros de aire periódicamente y la serpentina exterior una vez al año.
  • Otros consejos para mantener la sensación de frescura en verano:
  1. Las persianas bajas y las cortinas gruesas no dejan pasar el calor del sol y evitan que se caliente la casa, disminuyendo la utilización de los equipos de acondicionamiento del aire.
  2. Aproximadamente hasta las nueve, las mañanas son frescas. Es el momento de ventilar las habitaciones, abriendo las ventanas y dejando que entre el aire. Si se hace más tarde, no solo se desperdicia el enfriamiento matutino natural  si no que se calentará la casa para luego gastar más energía al tener que enfriarla.
  • Otros consejos para mantener la sensación de calidez en invierno:
  1. Subir las persianas y abrir las cortinas de ventanas con orientación norte y oeste para permitir la entrada del calor del sol y disminuir la necesidad de utilizar los equipos de acondicionamiento del aire.
  2. Ventilar las habitaciones no más de diez minutos diarios y, siempre que se pueda, al mediodía.
Previous Story

Chiller EarthWise CenTraVac: Un producto probadamente sustentable

Next Story