¿Como Funciona el Aire Acondicionado?

¿Cómo circula el aire central?

El aire acondicionado funciona como dos sistemas de intercambio de calor acoplados, uno en la unidad externa y el otro en la unidad interna.

El proceso comienza con el refrigerante gaseoso a baja presión generado en el evaporador. A través de un conducto este gas es dirigido al compresor, que como su nombre lo indica comprime el gas en la unidad externa del sistema. Esta compresión origina que el refrigerante pase del estado gaseoso al estado líquido en el compresor y que en el proceso se libere mucho calor mientras pasa por el condensador. Este corresponde al primer sistema de intercambio de calor.

Una vez en el estado líquido, el refrigerante llega a la válvula de expansión, previa al evaporador, y va pasando en pequeñas cantidades al evaporador. En este momento, debido a la baja presión, el refrigerante liquido pasa al estado gaseoso utilizando como fuente de energía el calor del aire ambiental. Este constituye el segundo sistema de intercambio de calor. Durante este proceso el ventilador propulsa a través del filtro, al mismo tiempo que se va enfriando y retornando a la habitación.

De esta forma, al evaporarse nuevamente el refrigerante, inicia el ciclo de enfriamiento como se describió al principio.

Un sistema de aire acondicionado es un equipo tecnológico utilizado para remover humedad y calor del aire, con la finalidad de mejorar las condiciones ambientales dentro de un espacio cerrado. En algunos casos y con ciertas adaptaciones, un sistema de aire acondicionado puede además remover partículas alérgicas y microorganismos del ambiente de modo que pueda utilizarse para mejorar las condiciones de salud de las personas dentro de dicho espacio.

Los sistemas de aire acondicionado pueden ser instalados tanto en espacios domésticos como en espacios industriales. En el primer caso, se utilizan para promover la comodidad de los habitantes de una casa o edificio mientras que en el segundo se utilizan para promover las condiciones necesarias en la cual una determinada maquinaria debe operar.