Historia

Por más de 100 años, Trane ha visto algo más que solo edificios. Hemos visto oportunidades para construir vida.

Trane comenzó en 1885 como un negocio familiar de plomería en La Crosse, Wisconsin. Acompañado por su hijo Reuben, un ingeniero mecánico, James Trane desarrolló un sistema innovador de calefacción con vapor a baja presión. En 1913, la familia se había incorporado como The Trane Company.

En los cien años siguientes, Trane estableció su posición como pionero en el control climático. En 1931, la compañía patentó su primer acondicionador de aire. Siete años más tarde, Trane lanzó Turbovac, un nuevo tipo de enfriador de agua que alteró fundamentalmente el enfoque de la industria respecto a los sistemas de aire acondicionado para edificios grandes. Estas primeras innovaciones prepararon el terreno para el aire acondicionado comercial de Trane líder en la industria, el CenTraVac™, el refrigerador más confiable del mercado con mayor eficiencia y menores emisiones. A lo largo de la segunda mitad del siglo XX, Trane amplió sus ofertas a los clientes. Con la adquisición de Sentinel Electronics a finales de la década de 1970 y de la división de aire acondicionado central de General Electric en 1982, Trane se expandió tanto en sus ofertas de gestión residencial y energética. En 1984, American Standard Companies, Inc., adquirió The Trane Company y cuatro años más tarde lanzó la marca American Standard Heating & Air Conditioning. En 2007, American Standard Companies se dividió, lo que permitió que Trane renovara su enfoque y liderazgo comerciales en servicios y soluciones de climatización integrados.

Fomentando su transformación en un fabricante comercial multimarcas que atiende a clientes en diversos mercados mundiales, Ingersoll Rand adquirió Trane en junio de 2008. Con Trane como parte de la familia, Ingersoll Rand ofrece ahora aún más productos innovadores, servicios y soluciones que maximizan la calidad y el confort en viviendas y edificios por igual.

Actualmente, Trane mantiene una presencia global fuerte y continúa creciendo a un ritmo excepcional. En el corazón de ese crecimiento hay una herencia transmitida de los mismos valores que caracterizaron ese negocio de plomería de Wisconsin hace un siglo.

Y ahora, cien años desde que un padre y un hijo incorporaron el negocio familiar de plomería, Trane continúa preparado para seguir adelante. A través de nuestra industria y la colaboración de los consumidores, trabajamos juntos para desarrollar soluciones que cambian el juego y abordan las necesidades del dinámico mercado actual. Trane honra el legado existente y se desarrolla sobre él al hacer edificios más seguros, más cómodos y más rentables.  Ahora y para las generaciones venideras.